Cinefilia

Actualidad

Actualidad

Por qué Ingmar Bergman

Jan / 25 / 2017

“Cine como sueño, cine como música. No hay arte que, como el cine, se dirija a través de nuestra conciencia diurna directamente a nuestros sentimientos, hasta lo más profundo de la oscuridad del alma.”

Ingmar Bergman Linterna mágica (Memorias)


La Corporación Cinefilia le rinde un homenaje en este 2017 a uno de los grandes creadores del cine: Ingmar Bergman (1918-2007) diez años sin su presencia y el próximo año (2018) seguramente el mundo del cine celebrará los cien años de su natalicio. Desde ya nos adelantamos a recordar y tener en la memoria a este cineasta que tanto enalteció el cine como un arte profundo.

No hay duda que este director sueco, que combinó el teatro y el cine como un solo arte, dejó un legado difícil de superar con su amplia filmografía (más de 50 títulos) donde abordó los temas más existenciales y complejos del ser humano, innovando en el lenguaje, la dramaturgia y todos los aspectos que un cineasta pueda experimentar.

Nace en Uppsala, Suecia en 1918 y se dedicará en la década de los 40 del siglo pasado a dirigir en un comienzo obras de teatro y luego alternará con la dirección cinematográfica. Será en los años cincuenta donde empezará a tener reconocimiento internacional con una de las películas más modernas de la época, Un verano con Mónica (1953) y su posterior filme Sonrisas de una noche de verano (1956) obtendrá la palma de oro en el Festival de cine de Cannes.

Será los años sesenta su consagración definitiva, dirige el Real teatro nacional dramático de Estocolmo mientras su película El manantial de la doncella (1960) gana el Oscar como mejor película extranjera. Y vendrá Persona (1966) su obra maestra de la década de los sesenta, tal vez la película más arriesgada de este director.

Su filmografía seguirá con una consagración a temas y expresiones recurrentes hasta el año 2003. Las instituciones sociales (la familia, la religión, el poder y el arte) sus fantasmas y fijaciones personales (las relaciones de pareja y el erotismo, el inevitable destino hacia la muerte) y la necesidad de afirmarse estéticamente en un estilo ( el uso del lente angular y el primer plano, la frontalidad, el encierro) serán los temas y formas frecuentes de este autor.

Esto dijo Martin Scorsese de su obra:

“Ingmar Bergman produjo una de las más grandes, emocionantes y arriesgadas obras del cine moderno en cualquier parte del mundo. Desde Crisis en 1946 hasta Saraband en el 2003, refinó constantemente su forma de contar historias y personajes, cambió y amplió su visión del mundo y creó el suyo propio como hacen los grandes artistas. Me considero afortunado por haber vivido durante sus años más prolíficos como director. Pudimos seguir su admirable progreso desde un Verano con Mónica a Fresas salvajes, a otro nivel con Persona y Gritos y susurros hasta su obra maestra, Fanny y Alexander y, como colofón extraordinario, Saraband. Es maravilloso poder mirar atrás y redescubir esas películas para los más jovenes.” (1)

[1] Scorsese, Martin en comentario del extra "Imágenes del recreo" en el DVD de Persona.

Para más información:

http://www.ingmarbergman.se/en/about-bergman

Compartir en: